CONTROL | ENVASE 3PC | Información Técnica

Información Técnica

El control de la humedad en los almacenes de envases

Como todos sabemos uno de los principales problemas de los envasadores es la corrosión de los botes.

La corrosión del acero es un fenómeno muy conocido, pero en los envases, es preocupante porque en el mejor de los casos, provoca un rechazo comercial por parte de los distribuidores y consumidores.

Anuncios

Sabemos, que es prácticamente imposible que un envase de acero con barniz exterior, que debería estar protegido de las agresiones externas, mantenga la película de barniz intacta tras la manipulación y procesado de los envases, debido a que sufren roces y golpes entre ellos durante las diferentes operaciones de fabricación y procesado.

Si los envases son tratados adecuadamente, no debería aparecer corrosión externa a pesar de estas agresiones exteriores inevitables, pero en muchos casos, las corrosiones aparecen y demos saber cómo evitarlas en los diferentes puntos donde pueden aparecen.

Lo mas común es que ocurran en los almacenes de producto terminado, y el control de la humedad ambiental de estos almacenes es uno de los principales factores a controlar para evitar la corrosión.

El aire ambiental, siempre contiene vapor de agua. Bajo la influencia de los elementos climáticos, y su variación, este vapor de agua provoca diversos fenómenos como:

  • La corrosión electroquímica, herrumbre
  • La hidrólisis de ciertos productos.
  • Los accidentes eléctricos (cortocircuitos, malos contactos, etc.)

En el interior de los embalajes, y los almacenes, la condensación es esencialmente debida a las bajadas de temperatura, que provocan la depresión de la atmósfera interior, favoreciendo la entrada de aire húmedo del exterior.

Las causas de las subidas y bajadas de temperatura son diversas, pudiendo originarse por: Variaciones día-noche o estacionales. Variaciones climáticas (por ejemplo, durante el transporte) o variaciones debida a la proximidad de aparatos que desprendan calor intermitentemente, (motores que se arrancan y paran, salidas de equipos de aire acondicionado, etc.) o de humedad (aportes de vapor húmedo desde la plantas de producción.,

La experiencia ha demostrado, que los fenómenos perjudiciales se producen cuando la humedad relativa en el interior sobrepasa el 30 % de humedad a 18°C de temperatura. Es por tanto indispensable, mantener la humedad controlada o al menos poner los medios necesarios para evitar la formación de fenómenos como los mencionados anteriormente.

Para fijar la humedad, se recurre a un deshidratante capaz de absorber y retenerla. El deshidratante no debe ser nocivo ni deteriorar el material o producto que debe proteger. Para su utilización práctica, el deshidratante se envasa en saquitos permeables de papel o tejidos.

GRADO HIGROMÉTRICO. –

El grado higrométrico o humedad relativa, del aire, se define por la relación entre la cantidad de vapor de agua existente en el aire a una temperatura dada y la cantidad máxima que satura el aire a la misma temperatura. Se expresa normalmente en porcentaje.

Anuncios

Por Ej.: A 25º C, el aire saturado (100 % de humedad relativa), contiene 23 g de agua por m3. A la misma temperatura, y una humedad relativa del 50 %, un m3 de aire no contiene más que 11,5 gr (lógicamente, la mitad).

Se llama punto de rocío, la temperatura ‘Tr’ a la que ha de ser enfriado el aire para ver aparecer la primera gota de agua condensada.

La humedad relativa del aire a la temperatura ‘Tr’ o punto de rocío, es del 100 %.

Por ejemplo, el aire que contiene 23 gr de agua por m3 a 38ºC podrá ser enfriado hasta 25 ºC, temperatura a la que será saturado y aparecerán las primeras señales de condensación.

El riesgo de condensación es mayor cuanto más elevado sea el contenido de vapor de agua o mayor sea la caída de temperatura.

Ejemplo: A una temperatura de 35ºC, 1 m3de aire contiene:

  • 7,88 g de vapor de agua a 20 % HR
  • 19,8 g de vapor de agua a 50 % HR
  • 29,5 g de vapor de agua a 75 % HR

Con esas cantidades de vapor de agua, se formará condensación si la temperatura desciende hasta los:

  • 7ºC para un peso de vapor de agua de 7,88 g (bajada de 28ºC)
  • 23ºC para un peso de vapor de agua de 19,8 g (bajada de 12ºC)
  • 30ºC para un peso de vapor de agua de 20,5 g (bajada de 5ºC)

DESHIDRANTANTES.-

Los deshidratantes son productos que, utilizados en determinadas condiciones, absorben el vapor de agua en exceso encerrado en el interior de los embalajes.

Los deshidratantes, deben cumplir las siguientes normas:

  • NF H 00320 Norma Francesa
  • MIL D 3464 Norma Americana
  • DIN 55473 Norma Alemana

UNIDAD DESHIDRATANTE.-

La unidad deshidratante francesa, UD es la cantidad deshidratante susceptible de absorber a la temperatura de 20 ± 3ºC, alguna de las siguientes humedades:

  • 100 gr de vapor de agua a una humedad relativa de 40 %
  • 80 gr de vapor de agua a una humedad relativa de 30 %
  • 60 gr de vapor de agua a una humedad relativa del 20 %

La unidad deshidratante francesa (1 UD) es ligeramente superior a 16 unidades americanas (MIL D 3464) y a 16 unidades alemanas (DIN 55733).

TABLA CLIMÁTICA

En esta tabla I se especifica en la columna de la izquierda, la temperatura seca ambiental. En la parte superior, se indica el % de humedad relativa en saltos de 10%.

Para cada temperatura, y % de HR, se indica en el cuadro correspondiente, la cantidad de agua que contiene el aire en esas condiciones en gr de agua/m3 de aire (en la parte superior) y la temperatura a la cual ese aire queda saturado, alcanzando por tanto el punto de rocío y la condensación del agua. Así, por ejemplo, para una temperatura seca de 25ºC y a una HR del 50%, el aire contiene 11,52 gr de agua/m³ y la temperatura a la que esa agua condensaría sería a 14ºC, es decir si la temperatura baja 11 grados, la condensación podría comenzar. En cambio, si la HR fuera del 80 %, el aire contendría 18,43 gr de agua por m³, y esta agua condensaría a 21ºC, es decir, solo una bajada de temperatura de 4ºC, implicaría un inicio de la condensación.Conociendo esto, es necesario, que en las bodegas y en los embalajes de los envases, se controle la temperatura y la humedad, con el fin de conocer las condiciones de que se dispone, y poner así medios para evitar condensaciones sobre los envases y problemas de corrosión, que originan rechazos en el mercado, y por tanto pérdidas económicas considerables.

Anuncios

Hoy en día, hay equipos que miden en continuo o cada cierto intervalo de tiempo, la temperatura y la humedad, y muchos de ellos aportan un software, que indica el riesgo de condensación de humedad (o punto de rocío) por lo que es relativamente sencillo controlar este tipo de problemas dentro de los almacenes.

DATALOGGER

Hoy en día, existen equipos de medición de HR y de Temperatura en continuo, con volcado al ordenador, que, por menos de 100 euros, almacenan esta información durante varios meses dependiendo de la cadencia de medición que se fije, y que, en muchos casos, disponen incluso de software que permite analizar los datos e evaluar los riesgos de condensación por punto de rocío.

José Fco. Pérez Gómez

Asesor de Mundolatas

1 Comment

  1. Alejandro Vento Cuevas

    Muy claro y didáctico Mundo latas, yá que los procesos no siempre están bajo Control estricto del ambiente que rodea el envasado, así como los componentes propios de cada alimento á procesar, lugares no apropiados para el acopio de las conservas enlatadas antes de su embalaje en cajas de cartón y/o paletizados. GRACIAS

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.