En el mercado español, es muy frecuente el uso de envases rectangulares para diferentes utilizaciones. En el cuadro siguiente se reflejan las medidas de los formatos más habituales. Los cinco primeros se emplean para el envasado de aceite de oliva. El sexto para la conserva de aceitunas. Los tres últimos para usos industriales, fundamentalmente para aceite mineral.

Dentro de cada formato, se comercializan diferentes alturas para distintas capacidades.

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This