2020 ha sido un año de cambios en los hábitos del con­sumidor; y aunque no han sido producto de tendencias naturales; algunos hábitos parece que permanecerán. Es el caso del consumo de conservas de pescado y ma­riscos en lata.

Es por ello que, la Asociación Nacional de Conservas de Pes­cados (ANFACO), reforzó a finales del año 2020, es­tos hábitos a través de la campaña ‘Cata la lata’, un mensaje que – según su Secretario General, Juan Manuel Vieites- intentaba identificar los productos de conservas de pescado y marisco “como un alimento nutritivo, sabroso y versá­til”.

Según Vieites, la clave del sector ha sabido invertir en la investigación, en el de­sarrollo tecnológico y en la transformación digital. Asi­mismo, ha recordado que ha sido “el primer sector en desarrollar un centro tecnológico de control de calidad” y presume de que “el 50% de nuestras conservas se exportan a más de 140 países del mundo”.

Abrir chat