La Conversation, medio de la comunidad académica e investigadora de diferentes países, realizó un “experimento” con la finalidad de demostrar el impacto ambiental de 5 diferentes tipos de envases de bebidas: botellas de vidrio, botellas de vidrio recicladas, botellas de plástico, latas de aluminio y latas de aluminio recicladas.

La botella de vidrio resultó ser el envase con mayor impacto ambiental, “ya que requiere más recursos y energía para producir. La fabricación de vidrio implica la extracción de materias primas como arena de sílice y dolomita”, cuya inhalación puede causar silicosis. Por otro lado, “las botellas de vidrio tienen una contribución aproximadamente un 95% mayor al calentamiento global que las latas de aluminio”.

Las botellas de plástico ocuparon un tercer lugar, “pero los efectos de los deshechos plásticos a nivel mundial están bien documentados. El vidrio y el aluminio no se rompen en micropartículas dañinas como lo hace el plástico”.

Los envases con menos impacto resultaron ser las latas de alumio, ocupando el mejor lugar las recicladas.

“Las latas de aluminio recicladas fueron el recipiente de un solo uso menos dañino para el medio ambiente que analizamos. El aluminio se puede reciclar constantemente sin cambios en sus propiedades. Reciclar una lata de aluminio ahorra el 95% de la energía utilizada para fabricar una lata nueva y no es necesario extraer ni transportar material nuevo”.

Foto: no puedes poner las fotos del artículo porque deben ser pagas (Shutterstock). Así que podrías buscar en Unsplash que son imágenes gratuitas y ya colocas de envases de bebidas de vidrio, latas, etc.

Abrir chat