Beijing, China, 28 de septiembre de 2022. Inkmaker Shanghai, la subsidiaria china de IM GROUP, completó la instalación de su último sistema automático de transferencia de tinta para una multinacional líder en empaques en Beijing.

Con la marca ‘Inktrasyst®’, el nuevo sistema representa lo más avanzado en tecnología de transferencia de tinta de Inkmaker y se instaló incluyendo premezcla, almacenamiento, transferencia y ajuste de viscosidad automático en línea para el proceso de color: CMYK + Blanco en 3 series diferentes. El sistema funciona con ‘IMPRIMO’, el último software de Inkmaker; para gestionar el stock de tinta, formulaciones, monitoreo de stock en tiempo real, la transferencia precisa al instante y el ajuste automático de la viscosidad de la tinta en línea, así como el consumo y la trazabilidad por orden de trabajo, como resultado de la mayor inversión de IM GROUP en tecnología de la Industria 4.0 e I+D de IoT.

Anuncios

Como parte de varios objetivos clave relacionados con la sustentabilidad, el nuevo sistema de Inkmaker tenía que cumplir con el concepto de protección ambiental. Inkmaker logró esto al maximizar las operaciones actuales hacia la automatización, reduciendo así la intervención humana; así como reducir las emisiones de carbono y el desperdicio; lograr una consistencia absoluta en el suministro de tinta; activar la trazabilidad automática de tinta; implementar una instalación de mezcla de tinta siempre nueva según la demanda y aplicar maquinaria puente a la impresión. También se redujo la mano de obra para el movimiento de la tinta, entre la sala de tintas y las prensas, lo que redujo aún más los costos operativos.

“Tradicionalmente, los operadores rellenaban manualmente la bandeja de tinta y ajustaban la viscosidad. Sin embargo, con Inktrasyst, la tinta siempre llega a la prensa en condiciones óptimas”, explicó Lau Kar Seng, Gerente General de Inkmaker Shanghai y miembro de la junta directiva de IM GROUP, “Además, la viscosidad es consistente automáticamente durante todo el proceso de impresión; esto no solo aumenta la confianza para lograr una impresión final perfecta, sino que también se reduce prácticamente a cero la tinta sobrante, lo que supone un ahorro increíble para el medio ambiente”.

“Estamos orgullosos de ser parte de este proyecto de mejora ambiental”, concluyó Roberto Guerra, director ejecutivo para Asia Pacífico de IM GROUP, “con esta importante instalación, podemos contribuir con la tecnología de Inkmaker al objetivo de medio ambiente verde de Beijing, una de las áreas de desarrollo económico y tecnológico más grandes de China, y con esto nuestro compromiso, de lograr un mundo más verde y más sostenible, está ganando impulso”.