El Covid-19, literalmente lo está cambiando todo, la cotidianidad, la vida, los hábitos. Y los consumidores británicos no han sido inmunes a ello. Según los resultados de la encuesta YouGov, encargada por la compañía británica Ball Corporation a finales del pasado año, el consumo de agua potable en latas de aluminio está aumentando considerablemente en tiendas de minoristas y puntos de venta de alimentos y bebidas.

Los resultados señalaron que la pandemia está afectando las expectativas de los consumidores y los patrones de consumo, pero el 79% de los más de 2.000 británicos encuestados coincidieron en que esta es una valiosa oportunidad para que se reconsidere el enfoque en el envasado, mientras el 75% indicó que ahora más que nunca, sienten que es más importante que las marcas consideren el medio ambiente.

Según señala el medio Aluminium International Today, hay que considerar que se están viviendo los niveles más altos de trabajo a domicilio, “menos personas viajan diariamente al trabajo en el Reino Unido y las restricciones sobre los eventos afectarán negativamente las ventas nacionales de agua para llevar. Pero cuando los hábitos de trabajo y ocio actuales se estabilicen, el mantenimiento o no en las elecciones de los consumidores es lo que remodelará un mercado de 3.000 millones de libras esterlinas en 2019”.

El 73% de los adultos del Reino Unido, según la encuesta mencionada anteriormente, han comprado agua embotellada en plástico. Esto hace que este tipo de envase sea el líder por excelencia. Mientras solo un 8% lo hacía en latas de aluminio.

Pero esto no es debido a una preferencia intrínseca hacia un envase en lugar de otro sino porque tampoco hay muchas alternativas para tomar dicha decisión, según ha mencionado el 42% de los encuestados. Pero, además, si a estos consumidores se les proporcionara información precisa sobre la reciclabilidad y las tasas de reciclajedel aluminio, estarían más dispuestos a comprar en este envase, según ha concluido dicho estudio.

“Poco más de la mitad de los adultos (53%) sabe que el aluminio es infinitamente reciclable, mientras que poco menos de la mitad (47%) sabe que las latas de aluminio son el tipo de envase de bebidas más reciclado. El 55% de los adultos dijo que probablemente comprarían agua en una lata si supieran que la lata es infinitamente reciclable.

Ana Neale, Directora de Marketing y Planificación Estratégica de Ball Corporation, dijo al respecto: “Los resultados de esta encuesta indican que una vez que haya conciencia sobre la reciclabilidad y la disponibilidad, los grupos de edad más jóvenes (51% del grupo comprendido entre 24 y 34 años), especialmente, elegirán el agua envasada en la­tas. Al igual que hemos visto en otras bebidas, esperamos que cada vez más marcas ofrezcan agua para llevar de todo tipo en latas, lo cual es una buena noticia para los nuevos y existentes participantes en la categoría, y para el desa­rrollo de una verdadera economía circular “.

Hay muchos que ya se han lanzado en esta presentación más amigable con el ambien­te. Es el caso de CanO Water, que se lanzó en 2015 y vendió más de 10 millones de sus aguas enlatadas en 2019. Otras marcas de agua enlatada del Reino Unido son Llanllyr SOURCE y el nuevo participante The Whent.

Ariel Booker, cofundador de CanO Water, comentó: “Es real­mente emocionante para nosotros ver un aumento en la con­ciencia de los consumidores sobre los beneficios de reciclabi­lidad de las latas de aluminio. Marcas disruptivas como CanO Water han trabajado duro para educar a nuestros consumido­res y en momentos como estos, todos debemos ser conscien­tes de los pequeños cambios que podemos hacer para impac­tar positivamente nuestro planeta. ¡Alentamos a más marcas y consumidores a hacer el cambio! “

Abrir chat