Coca Cola apuesta por reducir un 30% las emisiones de efecto invernadero del conjunto de su cadena de valor

Coca Cola apuesta por ser parte de la solución que ayude a frenar el Cambio Climático. Se ha propuesto rebajar las emisiones en toda su cadena de valor en un 30% para 2030 con respecto a 2019 y alcanzar la neutralidad en carbono en 2040.

Unos objetivos aprobados por Science Based Target Initiative (SBTi) y en línea con el Acuerdo de París, que persigue limitar el calentamiento global a 1,5 C. La disminución de las emisiones en toda su cadena de valor atañe a cinco áreas: envases, ingredientes, operaciones, transporte y equipos de frío.

Para lograr su objetivo, apoyará a sus proveedores para que “establezcan sus propios objetivos de reducción de emisiones basados en criterios científicos y empleen electricidad 100% procedente de fuentes renovables”, según señalan en su sitio web.

Anuncios

El grupo invertirá 250 millones de euros durante los próximos tres años. “El objetivo es reducir las emisiones que causan el aumento de la temperatura global y, solo cuando no se puedan disminuir más, se invertirá en mecanismos que eliminen el carbono de la atmósfera o en proyectos de compensación de carbono verificados”.
Dentro de este plan, el diario gallego Faro de Vigo, menciona que la planta que Coca-Cola European Partners (CCEP) tiene en A Coruña apuesta por la innovación con el fin de reducir el impacto medioambiental que su actividad genera.

“Una de las iniciativas más destacadas en este sentido es el proyecto de la línea de la lata aligerada, en el que la entidad ha invertido cerca de un millón de euros. Con esta inversión, se ha adaptado una línea de producción para poder trabajar con latas aligeradas de aluminio, pasando de 10,7 gramos a 9,3-9,5 gramos. De este modo y a lo largo de los últimos cinco años, esta línea ha llenado 206 millones de latas de media anual, por lo que este proyecto supone un ahorro de 270 toneladas de aluminio al año”.

Abrir chat