EL MUNDO DE LA LATA   

Web dirigida al sector metalgráfico

  Principal    Quienes somos   Contactar


Nicolás  Appert


 

Nicolás Appert nació el 17 de noviembre de 1749 en Chalons en la Champagne francesa. Su padre tenía un mesón bajo el nombre del “Cheval Blanc”. En 1750 se instala con su familia en el “Hotel du Palais” en Chalons. Nicolás aprende allí el oficio de cocinero y confitero. Después de haber intentado montar sin éxito un asador en dicha ciudad, la abandona en el año 1772 para ponerse al servicio de Cristian IV, Duque del Palatinado, y posteriormente en 1775 trabaja para la Princesa de Forbach como jefe de cocina.

Se traslada a París en el 1784  e instala una confitería bajo el nombre de  “La Renommée”. A partir de 1789 se implica en la Revolución Francesa y es designado Presidente de la Sección de los Lombardos y posteriormente es hecho prisionero durante el periodo del Terror. En esta época es cuando germina su idea: Si se calientan durante un cierto tiempo los alimentos a 100º C en recipientes herméticamente cerrados, estos se pueden conservar indefinidamente. Previamente la comida se había cocinado en cazuelas abiertas y después se procedía a introducirla en frascos de cristal que eran a continuación sellados con corchos sujetos con alambre. Para ello utiliza botellas de cristal de boca ancha bien cerradas.

Este descubrimiento capital es el fruto de una investigación experimental minuciosa . Abandona su tienda en 1795 para instalar su primer taller en Ivry sur Seine y comienza a explotar su descubrimiento. Consigue que la Marina del Estado se interese por él. Poco a poco va prosperando y en 1802 instala su fabrica en Massy que ya emplea 50 personas. En 1810 obtiene del gobierno de Napoleón Bonaparte un premio de 12000 francos por su procedimiento de conservación y publica el libro “El arte de conservar durante varios años todas las sustancias animales y vegetales”. Aunque cosecha un importante éxito no registra su hallazgo en forma de patente ya que antepone a los intereses económicos personales  la ayuda que a toda la población el descubrimiento puede aportar, de ahí su gran talla moral.

Sigue experimentando y mejorando el procedimiento. Su fábrica se desarrolla bastante, pero en 1814  las instalaciones son destruidas durante el avance prusiano. Se traslada a París donde vuelve a establecerse y descubre el método para preparar la leche concentrada. Se retira en 1835 a Massy donde muere solo y arruinado el 1 de junio de 1841. Su cuerpo fue enterrado en una fosa común.

Volver