EL MUNDO DE LA LATA   

Web dirigida al sector metalgráfico

  Principal    Quienes somos   Contactar


USO DE TINTAS U.V.


 

 

 

 

 

 

 

INTRODUCCIÓN

La técnica de empleo de un tipo de tintas que secan mediante la acción de radiaciones ultravioleta es relativamente moderna. Dicha variedad recibe el nombre de “tintas UV” proveniente de la denominación de estas radiaciones. La citada  técnica se basa en la utilización de resinas especiales para la fabricación de estas tintas UV. Generalmente se trata de derivados acrílicos de alta viscosidad.

Estas resinas tienen la propiedad de polimerizarse formando una película sólida, gracias a la reacción química que se  produce en las mismas cuando son sometidas a la acción de los rayos ultravioleta, emitidos por lámparas especiales. Los resultados obtenidos con las tintas UV son perfectamente equiparables a los que pueden conseguirse utilizando tintas convencionales.

 

LUZ  ULTRAVIOLETA

La luz es en general una emisión de energía en forma de ondas electromagnéticas, que se transmiten en línea recta a una velocidad de 300.000 km/seg. Estas ondas electromagnéticas, también llamadas radiaciones, se pueden diferenciar unas de otras en función de su longitud de onda ó frecuencia. La luz solar es la que consideramos luz blanca y si la hacemos pasar a través de un prisma transparente, se puede descomponer en su espectro de siete colores (arco iris) que en función de su longitud de onda, van desde la zona “ultra violeta” hasta la zona de “infrarrojos” pasando por la zona que el ojo humano puede percibir y que se denomina “luz visible”.

Un listado de radiaciones desde la de menor longitud de onda a la de mayor comprende:

- Rayos gamma (radiactividad)

- Rayos X

- Rayos ultravioleta

- Luz visible

- Rayos infrarrojos

- Ondas radioeléctricas

Dentro de las ondas luminosas visibles, la de menor longitud es la del color violeta. Podemos definir la luz ultravioleta como un conjunto de radiaciones invisibles para el ojo humano y situadas en el espectro luminoso más allá del violeta, de longitud de onda menor que la de este color y mayor que la de los rayos X.

El poder de penetración en la materia de cada radiación es igualmente función de su longitud de onda: A menor longitud mayor poder de penetración. De ahí lo peligroso que es la exposición a la radiactividad ó a los rayos X durante una cierta cantidad de tiempo, dada la capacidad de penetración en el organismo que tienen estas radiaciones.

 

LAMPARAS U.V.

Las lámparas que generan  luz ultravioleta usadas para el secado de tintas son de arco en vapor de mercurio y media presión, con cristal de cuarzo. Trabajan a alto voltaje. Van equipadas de unos reflectores que concentran la radiación en una estrecha franja en la superficie de la hoja a secar. Generan un calor considerable que hay que eliminar con un sistema de refrigeración con objeto de asegurar la duración de las lámparas, sus alojamientos y la maquina donde van montadas. También van dotadas de un blindaje de protección para asegurar que las personas no pueden estar sometidas a su luz. Cualquier individuo que trabaje con un equipo de secado por ultravioleta debe estar bien formado técnicamente para no correr ningún peligro. Este peligro se centra en los ojos y en la piel desnuda ya que las radiaciones no pueden atravesar las protecciones metálicas, cristal ó ropa. En el caso del ojo sería como mirar directamente una soldadura eléctrica y sobre la piel el efecto es el mismo que las quemaduras del sol.

La acción de la luz ultravioleta en el aire produce ozono. Por ello sobre la superficie de cuarzo de estas lámparas se genera este gas, que es peligroso a partir de unos niveles elevados. Por ello estas lámparas van dotadas de  potentes extractores de aire para asegurar que nunca se llegue a estos niveles.

 

TINTAS

Como ya se ha indicado, se consiguen resultados iguales a los obtenidos con tintas convencionales. No obstante hay que tomar con ellas algunas precauciones como son:

-         Evitar que queden expuestas directamente a la acción de tubos fluorescentes que emiten una luz próxima a la ultravioleta y podrían provocar su secado.

-         Por la misma razón, evitar la exposición a la luz del sol que emite este tipo de luz.

-         Su vida útil no es muy larga.

-         No pueden usarse rodillos de poliuretano con ellas.

-         Es importante que la superficie de las mantillas usadas no sea susceptible de ablandamiento. Se obtienen buenos resultados con el tipo butílico.

-         Requieren el uso de cauchos especiales para estas tintas.

-         Las planchas que mejor se adaptan a su uso son las polimetálicas.

-         Emplear una cantidad mínima de agua ya que las tintas UV absorben más agua que las convencionales.

-         El uso de tintas UV requiere tomarse muy en serio la necesidad de una limpieza  profunda de la maquina. Si esta viene de trabajar con tintas convencionales aun hay que extremarla más pues la más mínima cantidad de estas ultimas puede causar problemas en la impresión

 

El principal efecto que puede producir una utilización inadecuada de las tintas UV es la irritación de la piel pero solo en caso de contacto con ellas muy prolongado. Los disolventes  -  que son distintos de los usados para tintas convencionales - también pueden producir esta acción irritante, aun en mayor grado que las tintas debido a su poder desengrasante de los aceites protectores de la piel.

En general hay que tomar las mismas precauciones de manejo que con las tintas convencionales, como son: Evitar contacto con la piel, utilizar guantes de goma, en caso de contacto lavarse con agua y jabón, etc.

 

 

Volver