EL MUNDO DE LA LATA   

Web dirigida al sector metalgráfico

  Principal    Quienes somos   Contactar


PUNTOS DE CALIDAD

EN LAS LÍNEAS DE

CORTE DE BOBINAS


 

RESUMEN

 Descripción y ubicación de los puntos de control de calidad sobre una línea de corte de bobinas

 

INTRODUCCIÓN

Las líneas de corte de bobinas son instalaciones, que poco a poco han ido haciéndose habituales en las plantas de fabricación de envases. Inicialmente resultaban unos equipos de precio elevado, que actuaba de barrera para su implantación, pero los evidentes ahorros de costo que su utilización aporta, han promovido su uso de manera imparable.

Estos ahorros son especialmente significativos, cuando se trata de cortar bobinas destinadas a la fabricación de tapas o fondos de forma redonda. Las empresas que no pueden disponer de una instalación de este tipo, recurren a terceros que realizan esta tarea.

Las líneas modernas llevan incorporados una serie de elementos de control de calidad, de manera que además de cortar las bobinas en hojas, realizan una tarea muy automatizada de control del material, permitiendo incluso una clasificación de las hojas rechazadas en función del defecto detectado. Sin embargo hay una serie de parámetros que hay que controlar, mediante muestreo, por personal de calidad empleando equipos especiales.

Ya hemos tratado en esta página Web esta materia. Remitimos a nuestros lectores al trabajo:

-         Control de calidad en líneas de corte de bobinas

En él se detallan las tareas específicas de control que deben realizarse en cada punto. No las volveremos a repetir por innecesario. Este nuevo articulo trata de complementar el antedicho, definiendo los puntos de control sobre la línea, su contenido y  el tipo de operación. Además añadiremos un apéndice sobre defectos de aplanado en una bobina.

Las líneas de corte suelen estar operadas por dos personas, una se encarga de las tareas en cabeza de la misma, y la segunda de la cola, sobre todo de la finalización de los paquetes de hojas. Parte de las tareas de control, que no son realizadas automáticamente, pueden ser realizadas por estos dos operadores. En cada caso entraremos en el detalle.

 

PUNTOS DE CONTROL

1: Control de la materia prima

A.- Identificación de la bobina. Es la primera tarea y es una operación manual. Se realiza en la cabecera de la línea,  y debe llevarla a cabo el carretillero que la toma del almacén, o en su defecto el operador de cabeza. En la figura nº 1, que representa una instalación de este tipo,  se irán posicionando cada uno de los puntos de control, con una numeración coincidente con este guión

B -  Aspecto de la bobina. Operación manual. Puesta la bobina sobre la plataforma del volteador y desembalada, el mismo operador de cabeza de línea, la examina visualmente y da su conformidad o reparos.  

Figura n º 1: Puntos de control en una línea de corte de bobinas.

2: Longitud de corte, ancho de bobina, escuadrado y margen

Operación manual. Cada vez que se realiza un cambio de medidas, hay que verificar la longitud, ancho y escuadrado de la hoja resultante. Se realizan sobre la mesa de control. La misma se ubica en las proximidades del  pupitre de mando del operador de cabeza. Debe ser esta persona la que realice estas verificaciones. En el caso de corte en zigzag para fondos, en este punto se controla también el margen o paso de almena. Ver posición 2 del dibujo.

3: Aspecto visual de la banda

Tarea personal. En la cabeza de la línea, antes de la operación de corte, van posicionados unos espejos, que permiten visualizar ambas caras de la banda, y comprobar su estado. Es una tarea específica, que realiza el operador de cabeza durante la marcha de la línea. El mismo decide instantáneamente el destino – apilador – final de los tramos defectuosos, en función del defecto apreciado.

4: Espesor

Es un control automático y continuo de la línea, aunque solo se efectúa en un punto a lo largo de todo el recorrido de la banda. Vigila el espesor del la misma.  Una vez ajustada la tolerancia en mas y menos deseada para este valor, la línea opera sola, derivando las hojas fuera de especificaciones en el espesor.          

5: Agujeros

Operación automática y continua del equipo, que se realiza en toda la superficie de la banda. Comprueba la presencia de perforaciones en su superficie. Si se detectan alguno, ese tramo de bobina es derivado a un apilador de hojas defectuosas previamente programado.

6: Perfil, arco y flecha de corte de la hoja

             A  - Perfil y arco: Operación manual, que comprueba la curvatura de la hoja en sus dos dimensiones. En función de sus resultados, puede dar lugar a ajustes sobre el tren de rodillos de aplanado de la línea. Esta comprobación debe hacerse previamente  a la nº 2. Por tanto esta ligada al operador de cabeza de línea, y junto a la mesa de control.

            B -  Flecha de corte. Verifica las ondulaciones  del canto o borde de referencia de la bobina. Se comprueba manualmente sobre la mesa de control simultáneamente al punto 2.

7: Toma de muestras

Para poder realizar las pruebas de laboratorio (temple, espesor, estañado...), que se efectúan necesariamente fuera de línea,  se requiere tomar una serie de muestras tomadas de algunas hojas ya cortadas. Es una tarea manual que puede hacer el operador del final de línea. Los medios necesario para preparar las muestras, deben situarse al termino de la instalación, que es donde se dispone mas fácilmente de hojas cortadas. El equipo adecuado es una pequeña prensa, con un útil de corte simple, que troquele las probetas convenientes. 

8: Espesor, ángulo de elasticidad y temple

Todas estas operaciones manuales, se realizan fuera de línea y a partir de las muestras tomadas en el punto 7. Pueden hacerse en el laboratorio, aunque si se quiere dar agilidad a la comprobación, cosa muy conveniente por si se requiere detener la operación de corte y bloquear la bobina, es adecuado realizarlas en las proximidades de la instalación, en un espacio convenientemente preparado para poder recibir un durometro, micrómetros y galga de verificación del ángulo de elasticidad. Estos equipos deben preservarse del polvo, ruidos y vibraciones, por lo que estarán ubicados en una caseta o recinto cerrado.

También es posible optimizar la mano de obra, entrenando adecuadamente al operador de cola de la línea, para que realice estas comprobaciones.  Para ello, la operación de embalaje de paquetes ha de estar lo suficientemente automatizada, para que deje tiempo libre a esta persona, y así pueda hacer esta tarea.

 

CONTROLES

Como resumen de lo ya comentado simultáneamente a los puntos de control, reflejamos en el  cuadro siguiente, los parámetros a desarrollar en cada punto de control, y el tipo de operación necesaria para este control.

La operación se puede extender al 100% del material, si es realizada de forma automática por el equipo, o por muestreo estadístico, cuando se efectúa manualmente por alguno de los operadores del la instalación.

Cuadro de controles de línea de corte de bobinas

 

DEFECTOS Y  CAUSAS DE UN MAL APLANADO

Como anexo a este trabajo, incluimos un cuadro resumen de los defectos más típicos, que pueden derivarse de un mal laminado de la bobina. En términos generales, los mismos se pueden compensar con ajustes adecuados, por medio del equipo de aplanado de la línea, consistente en un tren de rodillos.

 

Volver