EL MUNDO DE LA LATA 

 

Web dirigida al sector metalgráfico

  Principal    Quienes somos   Contactar

 


INFLUENCIA DEL ALA DEL FONDO

EN EL CIERRE


 

 

 

 

 

RESUMEN

 

Se define la función del ala del fondo en la operación de cierre de un envase, las distintas formas que se emplean de la misma, su modo de medirla y sus dimensiones adecuadas en relación con el cierre empleado.

 

 

FUNCIÓN DEL ALA DEL FONDO

 

El ala del fondo tiene por misión fundamental aportar el metal necesario para formar el gancho de fondo durante el cierre del envase. Esta no es la única función del ala, pues podríamos enumerar varias más. Podemos resumirlas:

 

-         1ª.-  Aportar el material suficiente para la formación del gancho del fondo en el cierre.

-         2ª.-  Permitir el apilamiento de los fondos en pilas sin que se encajen entre sí.

-         3ª.- Facilitar la alimentación de forma unitaria de los fondos en las cerradoras.

-         4ª.- Servir de alojamiento a la junta de goma que asegura la estanqueidad del cierre.

 

El ala del fondo tiene una forma característica, aunque admite diferentes variantes que más adelante veremos. La figura nº 1 presenta un ejemplo típico del perfil de un ala terminada, y el nombre que reciben  cada una de sus partes.

 

 

 

 

Figura nº1: Forma típica de un ala de fondo

 

En el trabajo:

-          Teoria del cierre 1ª parte

hemos explicado esta terminología, por lo que no volveremos sobre ello.

 

 

FORMAS DEL ALA

 

El ala se le da una primera configuración en el troquel de la prensa, en el momento de cortar y embutir el fondo. En este primer paso, su rizo presenta una forma recta y vertical. Se acaba en una segunda operación sobre la maquina rizadora, acoplada generalmente a la parte posterior de la prensa, en la que se vira el borde a una forma inclinada y hacia dentro. Los diferentes diseños de ala que presentamos, son siempre una vez el fondo terminado, es decir después de pasar por la prensa, rizadora y engomadora.

 

Las diversas formas de ala que han ido usadas desde el siglo XIX hasta nuestros días, han ido evolucionando de la siguiente manera:

 

 

1º.- Ala plana

 

Es el diseño más antiguo. El ala es horizontal y plana y sobre ella no se realiza la operación posterior de rizado. Está casi fuera de uso en la actualidad. Ver figura nº 2.

 

Figura nº 2: Ala plana

 

Este tipo de ala presenta ciertas ventajas como: el troquel de prensa es de un diseño muy simple y económico, no necesita rizadora, y la instalación de fabricación es muy sencilla y barata.

No obstante, los inconvenientes son mayores, como: encajamiento de tapas entre sí, falta de apilabilidad, dificultades de manejo, desgaste de la garganta de rutinas de cierre.

 

 

2º.- Ala plana rizada

 

Sustituyó al ala plana. La misma es plana y horizontal pero con el extremo rizado. Ver figura nº 3. Se obtiene de dos posibles formas:

 

            -1º.- Partiendo de un fondo de ala plana y rizándolo posteriormente, antes o simultáneamente a la operación de engomado.

            -2º.-  Utilizando un diseño de troquel más complicado que para el anterior tipo,  que “preriza”  el ala, acabándose el rizo en la maquina rizadora.

 

 

Figura nº 3: Ala plana rizada

 

Presenta la clara ventaja de su apilabilidad y buen manejo. Sigue siendo en la actualidad muy usada sobre todo en las tapas y fondos de forma no redonda, ya que facilita la ejecución del troquel.

 

 

3º.- Ala curva simétrica rizada

 

En el momento del cierre del envase, los dos diseños de ala anteriores presentaban una cierta dificultad a enrollarse siguiendo el perfil de la rulina de primera operación, debido a su forma plana y horizontal. Esto es origen de algunos posibles problemas como: aparición de arrugas, deterioro del perfil de la rulina de primera operación, etc. Por ello hace unos 40 años empezó a usarse una nueva forma de ala con su cumbre curvada que mejoraba estas deficiencias. Ver figura nº 4

 

Figura nº 4: Ala  curva simétrica rizada

 

La curvatura del ala es simétrica, es decir el centro del radio de su cumbre está situado en el eje vertical del ala y los radios interno – zona de cubeta- y externo – zona del rizo - de la misma, son iguales o muy parecidos. Este tipo es de uso habitual en envases de uso general sobre todo en botes redondos para conservas alimenticias.

 

Se obtiene empleando un troquel más complejo, que dobla el extremo del ala en forma de rizo vertical. La cima del centro de la matriz del mismo presenta una forma curvada que copia el metal al embutirse.

 

 

4º.- Ala curva asimétrica rizada

 

La generalización del consumo de envases para bebidas, trajo consigo la conveniencia de realizar un ajuste tapa-cuerpo más perfecto y apretado, para mejorar la hermeticidad del cierre. Por ello se diseñó un nuevo tipo de ala que se acopla mejor a la boca del envase y a su pestaña. El uso también se ha extendido a los envases convencionales de conserva. Esta nueva ala presenta una configuración asimétrica, tal como se aprecia en la figura nº 5

Figura nº 5: Ala curva asimétrica rizada

 

En este caso el radio interno es mayor que el externo, y el borde del rizo no presenta parte recta, es decir acaba en curva. Este remate facilita la penetración del gancho del fondo en el cierre.

 

En resumen la utilización más común de estos diferentes tipos de ala es:

 

-         Envases de forma no redonda: ala plana rizada

-         Envases redondos tres piezas y embutidos: alas curvas simétrica y asimétrica rizadas

-         Envases DWI para bebidas: ala curva asimétrica rizada

 

 

RELACIÓN CON EL TIPO DE CIERRE

 

El tamaño del ala está relacionada con el tipo de cierre que queramos aplicar en el envase. A mayor dimensión de cierre y por tanto de sus ganchos correspondientes, le corresponde una superior longitud del ala, otro tanto ocurre con la pestaña del cuerpo del envase.

 

Existen normalizados siete tamaños de cierre, del más pequeño (tipo 0III) al mayor (tipo IV). Los tres primeros están calificados como “minicierres” y los cuatro restantes como cierres clásicos. En el cuadro que aportamos más abajo aparecen estos tipos de cierres y las medidas de ala de fondo y pestaña de cuerpo adecuadas para cada tipo de ellos.

 

 

 

TAMAÑOS

 

Para poder definir la longitud del ala lo primero que hay que hacer es concretar como se debe medir la misma. Se usan dos modos de hacerlo:

 

            1º.- El más antiguo consiste en enderezar el rizo y poner el ala plana y horizontal, es decir convertirla en un ala plana. Se mide su longitud desde la pared de la cubeta hasta el borde exterior. Ver figura nº 6

.

Figura nº 6: Medición de un ala (ala horizontal)

 

            2º.- Es la forma que preconiza actualmente las normas internacionales. Se trata en este caso de poner el ala toda ella extendida, es decir enderezado el rizo, y en posición vertical, como prolongación de la pared de la cubeta. Ver figura nº 7. Su longitud se toma desde el plano definido por la cumbre de la misma hasta su borde superior

 

Figura nº 7: Medición de un ala (ala vertical)

 

En ambos casos solo se aplanan dos o tres pequeños tramos del ala, elegidos a 180º o 120º del contorno total del fondo y sobre ellos se mide y se saca la media. No es una medida muy precisa.

 

Con el segundo procedimiento  se obtienen unos valores de ala inferiores que con el primero, del orden de 0.5 mm. En concreto la diferencia entre ambos modos de medir es 0.43R, siendo R el radio interno del ala – zona cubeta-.

 

Como hemos indicado más arriba, la longitud del ala (La) está determinada por el tipo de cierre elegido y guarda relación con la pestaña del cuerpo (Lp) del envase. En el cuadro siguiente se dan los valores usuales de ala (La) medidos por el segundo procedimiento

 

 

 

 

Volver