EL MUNDO DE LA LATA   

Web dirigida al sector metalgráfico

  Principal    Quienes somos   Contactar


ESTABILIDAD DE LA PRESIÓN DEL PLATO DE COMPRESIÓN EN UNA CERRADORA


 

En una redacción concisa, se indican las pautas a seguir para utilizar correctamente el plato de compresión de una cerradora. Este elemento es esencial para obtener un buen cierre y a veces no se le da la importancia de merece. Los datos que aquí se manejan son:

- La deflexión del muelle del plato, que se mide en milésimas de pulgada.

- La fuerza de compresión del plato, que genera el muelle, y que se mide en libras.

 

ESTABILIDAD DEL PLATO DE COMPRESIÓN

El siguiente esquema representa la operación de reglaje de un plato de compresión usando un dinamómetro:

Para que el ajuste sea correcto, se han de tener en cuenta las siguientes observaciones:

- Para que el traslape y el gancho de cuerpo sean estables en un cierre, la presión del plato de compresión debe ser estable.

- Cuando la fuerza del muelle varia, la compresión del plato no es estable.

- Cuando la fuerza del muelle varia, en consecuencia  el gancho  de cuerpo y el traslape pueden variar.

- Cuando el gancho de cuerpo y el traslape varían, el cierre pierde latitud.

- Normalmente, cuando un operador ajusta una cerradora, regula la estación para una fuerza determinada del muelle a una deflexión de 0.035”      en el dinamómetro como punto de partida.

- A menudo, solamente se basará en esta fuerza de compresión  a una deflexión de O.035”. Este reglaje sólo nos puede conducir a un comportamiento inestable del plato de compresión.

- La fuerza del muelle debe ser verificada         a intervalos da 0.005", hasta llegar a una deflexión de 0.050”, como aparece calibrada la carátula del dinamómetro.

- Los    supervisores, mecánicos y ajustadores deben entender que la fuerza del plato de compresión debe de ser estable a partir de una deflexión de 0.010”.

 

¿QUE SIGNIFICA ESTABLE?

- Significa que después de una deflexión de 0.010”,  solamente debe haber un aumento máximo  de 10 libras por cada aumento de 0.005” de deflexión.

- Examine el cuadro siguiente de deflexión y fuerza de compresión del plato y verá rápidamente el problema.

- Tomemos como ejemplo una cerradora F.M.C. 452, con 4 estaciones de cierre y una especificación de compresión de 270 libras.

 

DEFLEXIÓN     ESTACIÓN 1     ESTACIÓN 2      ESTACIÓN 3    ESTACIÓN  4

  (INS)                  (LBS)                     (LBS)                 (LBS)                (LBS)

 

0.005                     180                         210                    140                   150

0.010                     210                         220                   180                    200

0.015                     225                         230                    200                    205

0.020                     235                         240                    215                    240

0.025                     250                         250                   240                    250

0.030                    260                          260                    250                    255

0.035                     270                         270                    270                    270

0.040                    285                         280                    280                    300

0.045                    290                         290                   310                    320

0.050                    300                         300                    320                    350

                          BUENA              EXCELENTE         MALA        DESASTROSA

 

-        La estación nº 1 es una buena estación. Alcanza la estabilidad a una deflexión de 0.010” del plato y se observan muy ligeras fluctuaciones.

-        La estación nº 2 es aun mejor. Alcanza la estabilidad a una deflexión  de 0.005” del plato, aumentando la compresión de una forma regular.

-        La estación nº 3 es muy mala. Oscila peligrosamente, tenderá a dar variaciones de gancho de cuerpo y tapa.

-        La estación nº 4 es peligrosa. El vástago del plato estará oscilando y, por lo tanto, aumentando la fuerza de forma irregular. Esto es un peligro potencial de rajas en las pestañas, además de todas las variaciones de ganchos y traslape.

Si representamos en unos ejes de coordenadas los valores anteriores obtendremos la siguiente representación:

 

¿CUAL ES EL PROBLEMA?

- La cuña probablemente esté bailando en el chavetero del eje del plato. Posiblemente ha sido lubricada inadecuadamente.

- Cuando desmonte la unidad, encontrará polvo de oxido rojizo.

- Si la chaveta y el chavetero no han sido dañados excesivamente, a menudo pueden ser reparados. La chaveta o cuña debe ser reemplazada y el chavetero limpiado y eliminadas las rebabas. Otras veces, la operación es tan simple como rellenar el conjunto de grasa, para empezar a trabajar seguidamente.

Tenga presente que rellenar con grasa, es solamente un remedio temporal o pasajero. Las ranuras de engrase estarán, probablemente tapadas con grasa seca, y deben ser totalmente limpiadas, para que la grasa fresca entre en la cavidad a través del engrasador.

Atención  ajustadores y supervisores: No importa cual sea la causa, la cerradora no debe trabajar en absoluto cuando los platos inferiores no han alcanzado la estabilidad a partir de una deflexión de 0.010”.

Volver