EL MUNDO DE LA LATA   

Web dirigida al sector metalgráfico

  Principal    Quienes somos   Contactar


EMBALAJE DE TAPAS Y FONDOS


 

 

RESUMEN

Se describe varios sistemas de embalaje de tapas/fondos para uso interno o para el conservero, detallando los materiales a emplear y sus características.

 

INTRODUCCIÓN

Ya hemos publicado un escrito sobre los diferentes modos empleados en la industria para embalar los envases vacíos. Ver  “Embalaje de envases”. Ahora completamos esta información, tratando el mismo tema pero para tapas/fondos, tanto las que se utilizan por el metalgrafico como por el envasador. 

Las tapas y fondos requieren un embalaje adecuado, ya que no es posible su uso de forma directa e inmediata en la línea de producción del envase, es decir según sale de su instalación de fabricación, ya que el compuesto depositado en su ala requiere un tiempo de reposo para terminar de eliminar la humedad residual y su vulcanización. De otro lado, al menos el 50% de la producción va destinada al conservero, y por tanto estará depositada un cierto periodo en los almacenes y viajará conjuntamente con los envases vacíos.

Por tanto es necesario resguardar las tapas y fondos por medio de un envoltorio que proteja los mismos del polvo, suciedad, daños durante el almacenamiento, transporte y manipulación posterior. Para ello, el medio mas usado, es emplear unas bolsas especiales, que una vez llenas se apilan sobre palets para facilitar su manejo.

 

CLASES DE EMBALAJES 

Estas bolsas deben permitir la “transpiración”, es decir la eliminación de la humedad residual de los fondos a través de ellas. Por tanto no pueden ser totalmente herméticas. De ahí que se fabriquen de dos diferentes materiales:

-         Plástico retráctil micro perforado. Sus pequeños orificios permiten la salida de la humedad. No entraremos es la descripción de una instalación de embalado de fondos por no ser el objetivo de este trabajo, baste decir que una vez llenadas las bolsas, se someten a la acción de una fuente de calor, que genera el retractilado de las mismas, dándole una cierta tensión y rigidez al conjunto. Este método se va imponiendo en el mercado

-         Papel tipo “Kraft”. En este caso la humedad se elimina a través del papel. Una vez cerrada la bolsa se precinta con cinta adhesiva.

La figura nº 1 muestra un palet terminado de tapas/fondos embalados. Se aprecia que está formado por:

-         Una base o batea de madera, donde se depositan las bolsas, que permite su manipulación.

-         Un numero determinado de bolsas colocadas horizontalmente, conformando una serie de tandas o pisos. Para darle una cierta estabilidad, cuando se trata de tapas/fondos redondos, las bolsas se colocan al tresbolillo, ver figura nº 1.

-         Unas bandas de papel, que abrazan a las bolsas en cada piso y que trasmiten al conjunto una solidez suficiente para su manipulación y transporte sin necesidad de recurrir al flejado del palet. Más adelante volveremos sobre este particular.

 Figura nº 1: Ejemplo de batea de tapas paletizadas

 La información sobre los distintos elementos usados en el embalaje de tapas que damos a continuación es valida indistintamente  para cualquiera de las dos bolsas indicadas, salvo que  indiquemos lo contrario.

 

PALET

La batea o palet usado para tapas, es menor en superficie que el empleado para paletizar envases, aunque se procura que las dimensiones del primero sean aproximadamente fracciones de las del segundo, así es más fácil una buena utilización de los medios de transporte. Es normal que dos palet de tapas ocupen la misma área que uno de envases.

Un palet usado para este fin es el indicado en la figura nº 2, de dimensiones 1200 x 800 mm, aunque también se usa bastante los de medidas 1000 x 700  y 1000 x 540. 

Figura nº 2: Batea especial para paletización de tapas

 Fabricado de madera, puede ser del tipo “dos entradas”, realizadas por su lado mayor o “cuatro entradas”. Debe reunir una serie de condiciones para que se empleo sea eficiente:

-         La madera suele ser de pino, cepillada, exenta de irregularidades importantes

-         Su contenido máximo de humedad será del 18%. Esta prescripción es importante por un doble motivo: No transmitir humedad a las tapas y evitar deformaciones posteriores en la madera cuando seque, las mismas producirían una falta de estabilidad en el conjunto.

-          Conviene que la madera empleada esté libre de aceites, breas u otros productos con olor característicos, ya que pueden trasmitir este olor a los envases.

-         Es aconsejable emplear puntas con paso de hélice  - o “salomónicas”- en su construcción. Aunque encarezca un poco su corte, se compensa por una mayor vida del palet al evitar el desprendimiento de tablas durante su uso.

Los palets son reutilizables, por tanto se devuelven al proveedor.

  

BOLSAS

Como ya hemos dicho, pueden estar hechas de:

a)      Papel: Comúnmente  se utiliza papel “Kraft”, con un gramaje de 75 a 80 grs./m2. Su diámetro esta ligado al de la tapa, aunque para tapas que se diferencian en pocos milímetros, se puede emplear una misma bolsa. Su longitud es función del ancho del palet

En cuadro nº 4 se refleja la cantidad de fondos por bolsa, en función del diámetro de los  mismos, así como las bolsas por palet y la cantidad total de fondos/palet. Todo ello para un caso concreto: palet 1000 x 700. La cantidad de tapas/bolsa varia fundamentalmente por las pequeñas diferencias de altura de rizo de los distintos diámetros. La longitud de la bolsa coincide una vez llena con el ancho del palet excepto para el fondo 153, que debido a su elevado peso se empaqueta en bolsas mas pequeñas, para que resulten manejables. En este último caso caben dos bolsas en el ancho del palet.

Cuadro nº 3: Cantidad de fondos por bolsa y palet según diámetro

 

 Las dimensiones de las bolsas de papel para contener las cantidades de fondos arriba indicadas, se reflejan en el cuadro nº 4, así como su gramaje. Las bolsas pueden hacerse del tipo “fuelle” o sin él. Las indicadas en el cuadro nº 4. son del segundo tipo.

 

Cuadro nº 4: Dimensiones de bolsas de papel para fondos

b)      Film de plástico. En este caso la bolsa se confecciona a partir del film termorretráctil. Hay equipos que realizan esta operación de forma automática partiendo de bobinas del film micro perforado. La maquina cuenta la cantidad preseleccionada de tapas, toma la cuantía de película necesaria para construir la bobina y  envuelve las tapas en ella, formando el rollo correspondiente. Después se hace pasar por un pequeño horno que retrae el film, dándole la suficiente rigidez. También es posible hacer la operación con medios manuales.

En cuanto a las cantidades de tapas a poner por rollo, palets a usar, etc. es valido lo ya indicado para bolsas de papel.

 

BANDAS DE PAPEL 

Para darle forma al palet  de tapas y un buen grado de firmeza, se utilizan unas bandas de papel Kraft que van abrazando cada piso de rollos. En la figura nº 5 se indica la manera de colocar estas bandas. Su inicio se posiciona en medio de la primera tanda, abrazando la mitad de esta, volviendo a punto de partida para abrazar la otra mitad. El remate, en la parte superior del palet, está afirmado por los rollos centrales de  tapas. Ver recorrido de la banda en el dibujo n 5. 

 

Figura nº 5: Forma de colocar las bandas de papel

Las características del papel empleado, se indican en el cuadro nº 6 para un diseño como el indicado en la figura nº 1, es decir con dos bandas de papel situadas a 1/3 de la altura de las bolsas. Este sistema es lo suficientemente sólido para el transporte y almacenaje en unas condiciones normales. Si el transporte es muy corto y sencillo, se puede incluso sustituir las dos bandas por una sola central del doble de ancho, es decir de  300 mm.

Cuadro nº 6: Características de la banda de  papel para la fijación de las bolsas sobre el palet 

Para condiciones de transporte muy severas, es conveniente cubrir el palet  con una cubierta de cartón y flejar el conjunto. Así garantizamos el buen funcionamiento del sistema. Ver figura nº 7

Figura nº 7 : Palet de tapas preparado para transporte difícil

De todo el material usado en el embalaje de tapas, solamente es reutilizable el palet de madera y las cubiertas de cartón, en el caso que se precisen estas ultimas.

A veces, para uso interno en la fabrica metalgrafica, se pueden reutilizar las bolsas de papel. En ciertas ocasiones también se utilizan cajones de madera para almacenar las tapas  para uso interno, prescindiendo de las bolsas. Este sistema no es muy recomendable si el almacenamiento es prolongado, pues las tapas se ensucian de polvo.

Volver