EL MUNDO DE LA LATA   

Web dirigida al sector metalgráfico

  Principal    Quienes somos   Contactar


DETERMINACIÓN DEL CORTE

DE UN FONDO


 

 

RESUMEN

Algunas ideas de cómo determinar con precisión el corte de metal plano para la configuración de un fondo. Este sistema sirve para cualquier tipo de fondo o tapa, tanto redondo como de otra forma y está basado en la practica.

 

INTRODUCCIÓN

La determinación exacta del valor de corte del material necesario para formar un fondo de envase metálico, es función de muchos factores que inciden sobre el valor del mismo, podríamos citar entre otros: diseño del fondo, tipo de material a emplear (hojalata, aluminio, TFWS…), dureza y calidad del material, aplicación o no de barniz en sus caras, uso de lubricación, etc.

Por lo que no  es una tarea que pueda realizarse solamente por un procedimiento teórico, empleando formulas más o menos complejas,  siempre habrá que recurrir a la verificación practica del calculo. Un modo de realizar la misma se describe a continuación. Este procedimiento no es el único que puede emplearse, pero está avalado por muchos años de experiencia siempre con buenos resultados.

Los pasos a seguir serian:

1º.- Determínese el valor teórico aproximado del diámetro de corte, para ello se puede seguir el siguiente proceso:

-         Defínase la forma geométrica del perfil de fondo en función de su destino.

-         Calcúlese la longitud de la fibra media de la sección de este perfil, siguiendo una simple determinación geométrica de la longitud del rizo, ala, cubeta y panel de este fondo. Puede considerarse el panel central del fondo como si fuese plano. Ver figura nº 1

Figura nº 1: Perfil plano de un fondo

-         El ligero aumento que supone las profundidades de anillos o gradas son despreciables, ya que se consiguen por estiramiento del metal.

-         En cuanto a la altura del rizo exterior, para el cálculo debe tomarse el valor mínimo previsto. Es decir con la tolerancia minima, el rango de la misma suele ser de 0.2 mm. 

2º.- Constrúyase el troquel de fabricación de dicho fondo, pero no por completo. Se pueden terminar las piezas centrales, es decir:

            En la parte superior se pueden terminar:

-         Centro del punzón

-         Expulsor

-         Piezas complementarias (calza , porta punzón, etc)

En la parte inferior se pueden terminar:

-         Interior centro de matriz

-         Centro de matriz

-         Piezas complementarias (Base del útil, etc)

-         Sistema inferior de presión

Las piezas, que parte de sus medidas son función del valor del corte, solo se pueden terminar en las dimensiones que el mismo no le afecte. Por tanto se mecanizaran y repasaran las medidas internas, pero se dejaran en bruto las exteriores de las siguientes piezas:  

En la parte superior:

- Punzón (Dejar en sobre medida el diámetro exterior del labio de corte)

            En la parte inferior:

-         Anillo planchador (Dejar sobre medida el diámetro exterior del labio)

-         Cuchilla de corte: (Dejar bajo medida la zona del filo de corte)

Esto supone que dichas piezas inacabadas no pueden tratarse térmicamente por el momento.

El botador de recorte no se debe hacer `hasta más tarde.

Se preparará un aro que permita retener al anillo planchador durante las pruebas, haciendo la función de la cuchilla de corte a este respecto. Su altura será menor que la de la cuchilla de corte, para que no interfiera con el labio del punzón durante las pruebas

Con este material se montará un troquel provisional para pruebas

Figura nº 2: Piezas de un troquel de fondos

3º.- Se prepararán unas hojas de material de las mismas características que con posterioridad de usaran para la fabricación del fondo. Es decir tendrán el mismo espesor, temple, barnizado, lubricación etc que las especificadas para este uso.

4º.- Sobre una de ellas se trazará, con la ayuda de un compás de puntas, o útil similar, con la mayor precisión posible, una circunferencia con el diámetro teórico de corte calculado. 

5º.- Se cortará este disco manualmente, por ejemplo usando unas tijeras de corte de metal, de punta curva bien afiladas. El borde de corte se puede repasar ligeramente sus irregularidades con una lija suave. Se medirá con precisión el valor real del diámetro del disco obtenido. Medirlo en varios puntos y sacar la media aritmética de los mismos. 

6º.- Sobre una prensa de pruebas, se montará el útil en las condiciones descritas más arriba. Si no se dispone de una prensa de pruebas, puede servir una prensa manual de cuello de cisne. Con otros cortes de discos del material preparados a la ligera, se comprobara que el troquel trabaja bien y que la embutición de la tapa es correcta en altura de cubeta. Si se requiere se harán los ajustes necesarios.

7º.- El disco preparado con precisión, se posicionará a mano con el mayor cuidado posible sobre el anillo planchador, procurando que quede bien centrado y se procederá a embutir el fondo.

8º.- Tómese las medidas del fondo resultante comprobándose que está todo él dentro de especificado. La medida clave es la altura de rizo exterior del ala. Es prácticamente imposible que su valor sea uniforme en todo el contorno del fondo, por ello se tomará al menos en ocho puntos a 45 º y se sacará la media aritmética de las lecturas. 

9º.- Se comparará este valor medio real de la altura de rizo con el valor mínimo teórico que debe tener el fondo. Lógicamente siempre habrá una diferencia. El doble de esta diferencia será el valor en que se ha de corregir el corte teórico inicialmente calculado.

10º.- Repetir el proceso completo partiendo del nuevo corte corregido, hasta llegar al valor deseado. Normalmente a la tercera vez se consigue el resultado adecuado.

11º.- Terminar el troquel por completo a partir del corte verificado

Aunque esta labor es un tanto lenta y ardua, merece la pena ser realizada pues a los resultados a que lleva son los más satisfactorios.

Volver