EL MUNDO DE LA LATA 

  

Web dirigida al sector metalgráfico

  Principal    Quienes somos   Contactar


COMENTARIOS SOBRE EL MANTENIMIENTO

EN UNA FABRICA DE ENVASES


 

 

 

 

 

COMENTARIOS SOBRE EL  MANTENIMIENTO EN UNA FÁBRICA DE ENVASES

 

 

 

 

REFLEXIONES

 

Convendría ante todo intentar definir y acotar el concepto tan amplio de Mantenimiento haciéndonos unas sencillas preguntas:

 

            - ¿Estamos satisfechos con los servicios que nos aporta globalmente el sistema actual de Mantenimiento - ¿sobre la marcha?- que usamos en nuestras instalaciones?

            - ¿Tenemos presente la disponibilidad de las maquinas, utillajes y otros equipos, que nos proporciona el Mantenimiento actual?

            - ¿Son razonables los gastos de Mantenimiento con relación a la Cifra de Negocio de nuestra fabrica?

            - ¿Nuestros gastos de Mantenimiento soportan bien la comparación con los de otras fabricas?

 

A titulo de ejemplo, se estima que en una instalación automática en mal estado de Mantenimiento, incide en un 25% sobre los costes comprendidos en la “No Calidad”.

Estas y otras reflexiones nos ayudaran a conocer mejor el concepto de Mantenimiento.

Planteémonos ahora que tipo de mantenimiento deseamos para nuestras instalaciones. Podríamos optar por 3 alternativas simples:

 

            a.-  Mantenimiento preventivo

            b.- Mantenimiento sobre la marcha

            c.- Mantenimiento anual

 

Vamos a tratar de analizar estas opciones.

 

Podríamos definir la labor de Mantenimiento como “Todas aquellas acciones llevadas a cabo para mantener los equipos en una condición adecuada o los procesos para lograr esta condición. Incluyen acciones de inspección, comprobaciones, clasificación, reparación, etc.”

En general, cualquier programa de Mantenimiento bien implantado, permite detectar fallos repetitivos, disminuir los puntos muertos por paradas, aumentar la vida útil de equipos, reducir costes de reparaciones, detectar puntos débiles en la instalación, entre una larga lista de ventajas. Los tres diferentes tipos de Mantenimiento antes mencionados se diferencian entre si y podrían definirse como sigue

 

El Mantenimiento preventivo de un equipo, es una actividad programada de inspecciones, tanto de funcionamiento como de seguridad, ajustes, reparaciones, análisis, limpieza, lubricación y calibración, que deben llevarse a cabo en forma periódica en base a un plan establecido. El propósito es prever averías o desperfectos en su estado inicial y corregirlas para mantener la instalación en completa operación a los niveles y eficiencia óptimos. El Mantenimiento preventivo se produce tras un estudio de posibilidades de mejora en los diferentes equipos de la instalación. Se caracteriza por tanto, por adelantarse a las desagradables consecuencias de una avería del equipo o fallo en la calidad del producto, por medio del análisis de las tendencias o primeros síntomas de presencia de un problema potencial. Este tipo de Mantenimiento es el que hoy tiene mayor implantación en la industria, por ser más efectivo y permite un trabajo más racional. Existen programas informáticos para su gestión eficaz.

 

El Mantenimiento sobre la marcha es el más clásico. Consiste en dar la solución al problema cuando el mismo se presenta.  Lleva consigo dejar que los medios industriales se deterioren hasta el punto que no sea viable su utilización adecuada por degenerar en una parada del equipo, o producir una calidad fuera de estándar. Es el más antiguo de todos y menos profesional, aunque no es posible prescindir de él en imprevistos puntuales. Se sigue usando, de forma generalizada, en pequeños talleres con poca base tecnológica.

 

El Mantenimiento anual es un planteamiento intermedio. Se programa una parada anual – o con otra frecuencia - del equipo, y durante la misma se analiza con detalle todos sus órganos y se toman las medidas correctivas necesarias. Hasta que llega ese momento, en caso de avería se procura mantener la actividad con reparaciones elementales, que permitan seguir la marcha más o menos aceptablemente. Su utilización cada vez es menor, aunque se emplea para grandes reconstrucciones (overhaul).

 

 

MENTALIDAD DE MANTENIMIENTO

 

Existe la idea de que toda nueva maquina, con un  diseño más moderno, necesita un número menor de operarios para su explotación, si la comparamos con otra de similar trabajo pero más antigua. En general esto es cierto, pero no hay que perder de vista que la integración de operaciones lleva implícita más complejidad, nuevos automatismos mecánicos, neumáticos o electrónicos que encarecen el concepto de Mantenimiento, tanto en piezas de repuesto como en tiempo de dedicación de operadores especializados, de mayor cualificación.

 

De entrada, es importante que operarios de Mantenimiento y de Fabricación (principalmente de la sección implicada), formen parte del equipo de instalación de toda nueva maquina y participen en su comisionado, esto ahorrará dinero y tiempo en el futuro.

 

Como criterio general,  es bueno que los operarios de Fabricación también conozcan las bases del Mantenimiento. Por ello, con relación a estos operarios de Fabricación,  en los proyectos de Formación, se deben tener en cuenta tres aspectos del Mantenimiento:

 

            1º.- El conocimiento y aprendizaje del sistema operativo de los equipos, para facilitar su uso eficiente y su servicio.

            2º.- La definición de tareas que se escapan al ámbito de estos operadores, y por tanto corresponden al equipo humano de Mantenimiento.

            3º.- La gama de actividades de Mantenimiento preventivo y pequeñas reparaciones que deben y pueden ser realizadas por estos operarios de Fabricación  y por lo tanto su instrucción adecuada para su ejecución.

 

 

OPTIMIZACIÓN DE LA LABOR DE MANTENIMIENTO

 

DESGLOSE DE TAREAS PREVIAS

 

 

1º.- Trabajar sobre:

 

            A.-  Gestión de Mantenimiento

            B.-   Toma de datos

            C.-   Tipos y cadencia de los Mantenimientos

            D.-  Planing de trabajo

            E.-  Presupuesto y control de los gastos de Mantenimiento

            F.-  Partes de repuestos

 

2º.-  Análisis de las averías:

 

            A.-  Identificar las averías más importantes y sus causas

            B.-  Recomendar el Mantenimiento más efectivo

 

3º.-  Plan por Áreas:

 

            A.-  Proyectar un plan de acción sencillo para cada área

 

4º.-  Tipos de acciones:

 

            A.-  Confeccionar un informe de las maquinas paradas por averías

B.- Confeccionar un listado de Mantenimiento con los defectos más acusados y reales de cada maquina (Libro de averías diario)

            C.-  Estudiar los tiempos de Mantenimiento de cada trabajo

D.- Reunión con los operarios en el punto de trabajo antes de comenzar el mantenimiento

 

 

GESTIÓN DEL MANTENIMIENTO

 

 

Para un Mantenimiento eficaz es imprescindible tener instaurada una minima organización funcional: Sistemas, planos, manuales, documentación, etc…Todo ello adecuadamente clasificado y codificado, de manera que sea posible la localización rápida de la información necesaria  La misma se ha de mantener actualizada.

 

En otra vertiente, una vez realizado el estudio de averías de cada equipo, es necesario plantearse las condiciones y tipo de Mantenimiento a emplear en cada maquina o instalación.

 

El nivel o grado que debe alcanzar el Mantenimiento, se debe definir en base a los datos que se posean del estado del equipo, del costo asumible del mismo, y del tiempo de interrupción permisible, así como de la fiabilidad que se desea conseguir. Por ello se debe realizar auditorias relacionadas con la calidad de Mantenimiento, a fin de definir su nivel correcto.

 

 No se debe pretender implantar un sistema de Mantenimiento de un grado demasiado exigente y complejo si la instalación a mantener es sencilla, y de no muy elevado nivel de exigencia en la calidad del producto a fabricar. Por ejemplo, es muy diferente el sistema de mantenimiento a montar en una línea producción de alta velocidad de envases DWI, que requiere sistemas gestionados por ordenador, con paquetes de sofwere que permiten la gestión integrada de Mantenimiento Preventivo, Predictivo y Correctivo, al necesario para una sencilla línea general de baja velocidad para productos industriales. Un sistema demasiado complejo para el fin a que va destinado encarece innecesariamente la labor.

 

 

TOMA DE DATOS

 

Para poder definir correctamente un nivel de Mantenimiento, que además de cubrir y garantizar un buen servicio de las instalaciones, resulte al mejor coste posible, es necesario proceder a un trabajo previo de toma de datos.

 

Empezaremos por confeccionar un listado de maquinas y sus utillajes correspondientes. Las agruparemos por secciones: Litografía, Prensas, Líneas y Servicios Varios.

 

Crear un libro de mantenimiento para cada instalación, donde se anoten las averías que ocurran durante un periodo largo de tiempo. Partiendo de esta información, se puede analizar todas las averías ocurridas bajo dos aspectos:

 

            a.- Cualitativamente. Estudiar las mismas y sus causas en relación al defecto que pueden generar, y clasificarlas en tres niveles:

 

            MENOR  -  MAYOR  -  MUY GRAVE

 

            b.- Cuantitativamente. Analizar las mismas, y clasificarlas en función de su frecuencia en:

            POCO PROBALE  -  MUY PROBABLE  -  ALTAMENTE PROBABLE

 

Todo este material, listados, libros de mantenimiento de las maquinas, facturas generadas por trabajos o piezas, etc. es un valioso material de base de partida para el futuro.

 

 

TIPOS Y CADENCIA DE LOS MANTENIMIENTOS

 

Con estos datos y la clasificación de averías realizada según los criterios a y b del apartado anterior, estamos en condiciones de definir el tipo de Mantenimiento que debe aplicarse en cada caso. Para ello, en principio consideraremos dos tipos de Mantenimiento básicos: PREVENTIVO o SOBRE LA MARCHA.

 

Todas la averías clasificadas como “MAYOR” y “MUY PROBABLE”, aplicaremos un Mantenimiento PREVENTIVO sobre la maquina en cuestión.

 

Todas las averías clasificadas como “MENOR” y “POCO PROBABLE” actuaremos por medio de un Mantenimiento “SOBRE LA MARCHA”

 

Con el paso del tiempo, si aplicamos estos criterios eficientemente es seguro que no se presentaran averías del tipo “MUY GRAVE” o “ALTAMENTE PROBABLE”

 

Por tanto tenemos que implantar dos sistemas paralelos de Mantenimiento, el que hay que organizar con precisión es el PREVENTIVO.

 

 

PLANING DE TRABAJO

 

Hay que instaurar un planing con la programación del Mantenimiento Preventivo, con las frecuencias en cada caso que se estime, y que cubra un periodo anual. En este planing quedaran reflejadas las instalaciones de Litografía, Prensas, Líneas y Servicios, de una manera sencilla y de fácil manejo. Esta planificación debe realizarse teniendo en cuenta que queden cubiertas las necesidades de producción, y la adecuada concatenación de actuaciones sobre los diferentes equipos.

 

Una forma de establecer la cadencia de los mismos, es por la definición del numero de envases o fondos producidos entre cada Mantenimiento. Otra, es proceder en cada periodo de tiempo, por ejemplo cada seis meses, a una parada de varios dias por instalación, línea o prensa, para verificar su estado y proceder a realizar los arreglos y ajustes necesarios.

 

Con un buen plan de Mantenimiento programado, la experiencia ha demostrado que los equipos pueden estar largos periodos de tiempo, de 4 a  5 años, sin necesidad de recurrir a una reconstrucción (overhaul), aunque hay excepciones como los hornos de litografía, que requieren unos “overhaul” más frecuentes por la necesidad de limpieza de los contenedores de hojas, y ajustes de quemadores.

 

 

PRESUPUESTO Y CONTROL DE GASTOS DE MANTENIMIENTO

 

Dos importantes ideas se han de tener presente continuamente en toda operación de Mantenimiento:

 a.- Coste directo del mismo. La importancia de los costes  de mano de obra y materiales, siendo habitual que tiendan a elevarse constantemente.

b.-  Coste indirecto. Las perdidas ocasionadas por baja disponibilidad del equipo pueden causar daños importantes.

 

Hay que buscar el equilibrio adecuado a nuestras necesidades. Las ofertas de repuestos y piezas de suministro externo y servios exteriores, deben ser revisados para que estén de acuerdo con las especificaciones y criterios desarrollados sobre la calidad y fiabilidad deseados de repuestos y servios. Conviene recordar, que ambos requisitos inciden en los costes, y es donde el suministrador fácilmente puede actuar para hacer una oferta más competitiva, pero a veces peligrosa.

 

Es necesario confeccionar el presupuesto anual de mantenimiento calculando el mismo en tres capítulos diferentes:

-         Mantenimiento Preventivo según lo planificado incluyendo mano de obra, piezas y materiales.

-         Mantenimiento sobre la marcha según una estimación historia, incluyendo mano de obra, piezas y materiales.

-         Mantenimiento realizado por Servicios Externos, en los casos concretos que tengamos contratados: Gas, calefacción, electricidad…todo ello bajo presupuesto.

 

Una vez iniciado el programa anual de Mantenimiento, se ha de analizar mensualmente los gastos reales que se van produciendo, y compararlos con el presupuesto, ajustando posibles errores o imprevistos, a fin de no general desviaciones peligrosas, que incidan sobre los resultados del ejercicio.

 

Un valor razonable de gastos de Mantenimiento en una fabrica metalgrafica puede es entre un 3 a un 6% de la cifra de negocio.

 

 

PARTES DE REPUESTOS

 

Es fundamental mantener un control estricto de las salidas de piezas a maquinas desde el almacén, y entradas de suministradores o del taller propio, de repuesto al mismo. Se requiere comprender la necesidad de mantener un nivel de stock de partes de repuesto que pueda soportarse económicamente.

El nivel de Mantenimiento preventivo nos indicará hasta donde debemos conservar las existencias de las mismas. Hay que usar los suministros externos en la mayor medida posible, esto nos ahorra mano de obra interna, siempre bajo presupuesto.

 

 

ANÁLISIS DE AVERÍAS

 

A.- Identificación de averías más importantes y sus causas

 

Las averías no siempre se originan por elementos rotos o que fallan de forma palpable durante el trabajo. Son muchos los casos que, sin tener el aspecto de una avería clara, se producen desgastes o desajustes en los equipos, que progresivamente dan lugar a la fabricación de productos fuera de especificaciones. Una forma simple de identificar averías, en muchos casos más o menos ocultas, es poner en marcha la “Lista de chequeo” (o Check list). Por medio de ella es fácil identificar componentes y especificaciones fuera de estándar. No entraremos aquí en el desarrollo de esta herramienta de análisis, tan útil para el Taller de Producción. La explicación de la “Lista de chequeo” es materia para otro trabajo.

 

Hay que formar a un equipo de mecánicos para que apliquen dicha lista, y con los datos que la misma aporta se puede determinar la necesidad o no de proceder a mantener adecuadamente las maquinas en cuestión. Un equipo que ha entrado a fabricar de forma sistemática productos de baja calidad, requiere que se proceda a realizarle un Mantenimiento.

 

B.- Recomendación del mantenimiento más efectivo

 

Hay una serie de circunstancia que propician realizar un mantenimiento más o menos profundo, algunas de ellas son:

 

-         Cuando el equipo está fabricando fuera de especificaciones.

-         Cuando se realice una operación de reglaje importante que afecte a la fabricación.

-         Cuando se realice un cambio de formato completo.

-         Cuando se inicie una fabricación, después de un tiempo largo de parada o al comienzo de una campaña.

 

 

PLAN POR ÁREAS

 

Los planes de Mantenimiento se deben planificar por áreas de producción. Dentro de una industria metalgrafica hay varias áreas muy diferencias. Se pueden agrupar en cuatro grandes grupos:

            - Litografía y barnizado

            - Fabricación de fondos y envases embutidos

            - Líneas de montaje de envases

            - Servicios.

En las fábricas que dispongan de equipos de corte de bobinas, los mismos requieren también un tratamiento particular.

La preparación de medios y personal humano es muy diferente para cada área.  Los equipos de trabajo de Mantenimiento, pueden ser independientes, sobre todo en fábricas grandes. En todo caso conviene trazar un plan de trabajo específico para cada una de ellas, si bien deben de planificarse de manera coordinada en tiempo y espacio.

 

De todas ellas, es la de Servicios donde se puede recurrir más fácilmente a medios externos.

 

 

TIPOS DE ACCIONES

 

            A.- Confeccionar un informe de las paradas de maquinas por averías. Es evidente que las maquinas paradas tienen prioridad, si las mismas interfieren en la producción

 

B.- Confeccionar un listado de Mantenimiento con los defectos más acusados y reales de cada maquina que se han ido reflejando en el libro de averías o han surgido de otras fuentes como la lista de chequeo. Este listado hay que priorizarlo según lo anteriormente comentado.

 

            C.-  Estudiar los tiempos de Mantenimiento de cada trabajo. Son necesarios para una adecuada planificación de la mano de obra y su posterior seguimiento.

 

D.- Reunión con los operarios en el punto de trabajo antes de comenzar el Mantenimiento. Labor conveniente por varios motivos: Apropiada información de la tarea a realizar, distribución de la misma, motivación del equipo, etc.

 

 

ESTRUCTURA DE FUNCIONAMIENTO

 

Hay que fijar una estructura humana de funcionamiento para mantenimiento para trabajar en dos niveles diferentes:

 

            a.- Mantenimiento preventivo

            b.- Mantenimiento sobre la marcha

Hay que tener fijados para ello una serie de criterios como son:

 

Utillajes:

- El cambio y ajuste de utillajes debe ser hecho por operadores de Fabricación.

- La revisión de utillajes que necesita el paso por maquinas herramientas, debe ser hacha por el Taller de Mantenimiento con su correspondiente orden de trabajo.

- La revisión de utillajes que no necesite el uso de maquinas herramientas, debe ser hecha por el personal de Fabricación.

 

Maquinas:

 

-         A).-Si hay una pequeña avería que no necesite maquina herramienta o precisión, debe ser reparada por Fabricación es decir por los medios propios de cada departamento (Litografía, prensas, líneas…)

-         B).-Si hay una avería importante se informará inmediatamente al Jefe de Mantenimiento.

-         El Jefe de Mantenimiento deberá aceptar la ayuda del personal de Fabricación para desmontar, limpiar, etc. a fin de reducir al mínimo el tiempo de parada de la maquina.

-         Este Jefe deberá estudiar sobre la marcha si hay una solución provisional para arrancar la instalación lo antes posible, pero anotando en su lista de reparaciones pendientes la solución definitiva, que se efectuará en una fecha determinada conjuntamente con el Jefe de Fabricación, de Logística, etc.

-         C).-Si existe una maquina parada por falta de trabajo, y si esta maquina está pendiente de una reparación, el Jefe de Fabricación informará al de Mantenimiento. Puede ocurrir:

-         - Que el Jefe de mantenimiento tenga personal y material para actuar de inmediato. Este trabajo debe ser hecho por el taller de Mantenimiento. Su Jefe deberá fijar el tiempo necesario para hacerlo e informar al Jefe de Fabricación para saber si es posible o no efectuarlo. En estas valoraciones de tiempo se ha de ser realista pues frecuentemente la previsión se suele quedar corta con respecto al tiempo real

-         Que el Jefe de mantenimiento tenga personal pero el material no esté disponible. Habría que posponer la reparación para más adelante,  cuando todo esté preparado, aunque se puede ya fijar entre todas las partes la fecha idónea.

-         Que el Jefe de mantenimiento tenga material pero no personal. Se estudiara entre las partes si Fabricación puede aportar este personal. De ser así, dicho trabajo será hecho con la supervisión del Jefe de Mantenimiento y bajo su responsabilidad.

-         D).-Si hay una reparación o defecto a efectuar, pero que puede esperar un cierto tiempo, el Jefe de Fabricación y formará al de Mantenimiento con el fin de que prepare todo para llevarlo a cabo cuando ambos se pongan de acuerdo.

-         E) Si la avería o el problema se produce cuando no están los Jefes correspondientes, las decisiones las tomaran los responsables inmediatos.

 

Cada incidencia deberá reflejarse en un  libro de averías correspondiente por parte de Mantenimiento, y por otro lado Fabricación también lo hará constar en el libro de la línea o instalación.

Se establecerá reuniones periódicas, para analizar la situación y los trabajos en curso y pendientes, de las partes implicadas.

 

 

 

IMPRESOS

 

Incluimos algunos tipos de impresos que pueden usarse para la gestión de los mantenimientos:

 

A.- Parte de reparaciones

 

 

B – Parte de situación

 

 

C- Cuadro de valoración de Presupuesto

 

 

D- Cuadro de control del gasto del Presupuesto

 

 

E- Lista de equipo (por instalaciones)

 

Volver