EL MUNDO DE LA LATA   

Web dirigida al sector metalgráfico

  Principal    Quienes somos   Contactar


ALIMENTADOR DE

TAPAS  TWIST-OFF


 

 

 

RESUMEN

Descripción de un sencillo alimentador magnético de tapas tipo twist-off a una cerradora de frascos de vidrio.

El mismo comprende un depósito,  descarga, elevador magnético doble, y una caída por gravedad que alimenta a la cerradora. Para colocar debidamente todas las tapas, el campo magnético del elevador está diseñado de tal forma que solo permite el paso de las que están orientadas en una cierta posición. La velocidad de la correa del elevador magnético permite una cadencia de alimentación de 350 tapas por minuto para un diámetro de las mismas  de 63mm, tomado como referencia.

 

INTRODUCCIÓN

El equipo descrito en este trabajo fue desarrollado con objeto de cubrir  las siguientes condiciones:

            a.- Hay maquinas cerradoras que están provistas de su propio alimentador de tapas, tipo rotativo, vibratorio, etc. Estos a veces limitan la cadencia, o sus partes de cambio para trabajar con diferentes diámetros de tapas son caras y complejas. Este alimentador reúne las condiciones de ser económico y conseguir cadencias razonables.

            b.-  Es deseable disponer de un depósito de tapas bastante grande con objeto de reducir la frecuencia de carga del mismo.

            c.-  Cada vez es mas frecuente, diseñar la distribución de equipos en una planta de manera que los alimentadores no estén junto a las cerradoras, sino alejados de ellas, incluso en los almacenes. En este ultimo caso, las tapas serán trasladadas hasta la cerradora por ejemplo por medio de transportadores por aire, (tipo jet-stream). Así las cajas de tapas no tienen que ser trasladadas por la planta e incluso un solo hombre puede alimentar de tapas a varias cerradoras, lo cual es una gran ventaja.

            d.- Este alimentador reduce sensiblemente el nivel de ruido con relación a otros que funcionan por vibración. Mejora importante para mantener un nivel adecuado a las legislaciones en vigor, cada vez más exigentes sobre este asunto.

Este equipo es aplicable a cualquier tipo de tapas fabricadas en hojalata u otro material ferromagnético. Casi no necesita partes en el caso de cambian de tamaño de tapa.

 

DESCRIPCIÓN DEL ALIMENTADOR

La figura nº 1 muestra una vista general del alimentador. En primer término se aprecia una gran cuba en forma de tolva, que hace las funciones de almacén de tapas. La misma transfiere las tapas a un pequeño almacén que designaremos con el nombre de depósito  de descarga. La base del mismo está inclinada de manera que las tapas se deslicen hacia la correa del elevador magnético.

 

Figura nº 1: Vista general del alimentador

 El elevador magnético transporta las tapas verticalmente hacia un eyector que elimina las tapas que van montadas una sobre otra. Ver figura nº 2. Simplemente se trata de una pieza, montada de manera inclinada con relación al sentido de avance de las tapas, y a una cierta distancia de la correa, que solo permite el paso de una en altura. Este eyector es parte de cambio en función del tipo de tapa. A partir del mismo se forma una hilera de tapas que son remontadas por el elevador.

 

 

Figura nº 2: Detalle del eyector

Las cápsulas llegan a una zona, donde en paralelo a este elevador aparece otro análogo, enfrentado a él. Ver figura nº 3. En esta zona pasan, a este segundo elevador, las tapas que presentan su panel superior enfrentadas a él y por el contrario continúan su avance sobre el primer elevador, aquellas que están en posición inversa. Estas últimas retornan  al depósito de descarga empezando de nuevo el ciclo. Así hemos conseguido que todas las tapas avancen a lo largo del segundo elevador en una única posición.

 

 

Figura nº 3: Detalle de la zona de doble elevador

La separación entre ambos elevadores es función del tipo y tamaño de las tapas y por tanto debe ser fácilmente ajustable.

El segundo elevador tendrá la altura adecuada para descargar las tapas sobre una caída por gravedad que alimenta directamente a la cerradora de frascos.

Sobre esta caída por gravedad, un sensor controla el nivel correcto de tapas. Este sensor detecta la presencia o ausencia de movimiento de las mismas  y tiene un retardo de señal para no actuar en caso de paradas cortas. Cuando la cerradora no demanda tapas, la falta de movimiento de las mismas en la caída hace actuar al sensor, mandando la señal de parada al motoreductor de la instalación. Es suficiente una potencia de 0,37 Kw. para este motoreductor.

El punto más ruidoso de la instalación es el depósito de descarga. El ruido se origina por las continuas caídas de tapas mal posicionadas. Para reducirlo es necesario colocar una campana insonorizante en esta zona.

El tema más delicado de determinar en esta instalación, es encontrar la adecuada composición de los imanes en el elevador. Los imanes, en el punto de toma de las tapas por el elevador, deben ser lo suficientemente potentes para atraerlas desde el depósito de descarga. Por el contrario, en la zona del eyector, se ha de reducir su campo para que se desprendan fácilmente las tapas montadas. Una solución es, en el punto de toma concentrar el campo magnético en los bordes de la cinta elevadora y en la zona de eyección en el centro de la cinta. Otro asunto importante es darle la adecuada pendiente a la base de la tolva y al depósito de descarga para asegurar la llegada de suficientes tapas al elevador.

La instalación funciona bien a una velocidad de cinta elevadora de 160 mts/mi. Con ella se consigue alimentar unas 230 tapas/mi. de diámetro 82 y hasta 350 tapas/mi. en diámetro 63.

 

Volver