EL MUNDO DE LA LATA   

 

Web dirigida al sector metalgráfico

  Principal    Quienes somos   Contactar


UNA LANZA A FAVOR DE LOS  ENVASES


 

                                                        

                                                         

 

 

 

 

Han quedado lejos los años de la década de los setenta, cuando la bandera verde era ondeada por grupos marginales alentados por las últimas derivaciones de la borrachera ideológica que dominó a una parte de la juventud europea. Afortunadamente el ecologismo en la mayoría de los casos es algo serio y acreditado. La preocupación por el medioambiente se ha convertido en un tema  sensible para la opinión pública. Un ejemplo del avance en la mentalización general es la clasificación domestica de residuos sólidos. Hace unos años resultaba difícil imaginar que en los hogares se iban a preocupar de ordenar en  bolsas diferentes las basuras y a ponerlas en contenedores distintos.

 

Muchas personas pueden haber llegado a pensar, en parte quizás por las informaciones aparecidas en los medios de comunicación,  que la clasificación sobre todos de las piezas que componen los envases y embalajes, se  hace precisa porque son materiales innecesarios e indeseables. El parecer de bastantes, culpa a los envases, residuos y plásticos de una buena parte del progresivo deterioro del planeta. Esto no es así, la verdad es que la mayor parte del envasado se utiliza para proteger los productos y permitir su utilización sin mermas y desperdicios. Hay que tener cuidado con este tipo de ideas negativas y conviene dejar muy claro que  gracias al  desarrollo de la industria del embalaje ha sido posible llegar a los niveles de optimización de recursos que ha alcanzado la Humanidad.

 

El procesado de  los alimentos incluyendo su correspondiente  envasado ofrece grandes ahorros de productos y energía. Por ejemplo, en el caso de las aves se aprovechan todo: plumas, vísceras, despojos... que convenientemente embaladas se destinan desde productos para animales a gelatinas y grasas. Con este procedimiento, solo se arroja a la basura el envase.

 

Los desechos de alimentación en Europa Occidental se estiman en un 2% ó sea prácticamente se aprovecha todo, mientras que en Asia se acercan al 30% y  al 50% en África. El motivo principal de este buen dato de Europa es que el envasado permite evitar los desperdicios de comida, de productos derivados y de energía. Esto no quiere decir que se debe usar los envases de manera generalizada sino solo cuando sean necesarios evitando el doble empaquetado.  Conviene recordar por tanto que los envases no son un enemigo a combatir sino un aliado a usar de forma comedida.

 

        

     

 Volver