EL MUNDO DE LA LATA   

Web dirigida al sector metalgráfico

  Principal    Quienes somos   Contactar


ACABADO SUPERFICIAL DE LA HOJALATA


 

 

El acabado superficial de la hojalata y productos laminados recubiertos, está determinado por el empleo de  los rodillos de trabajo de acabado adecuados a cada caso. Estos rodillos son usados durante las etapas finales del endurecimiento por laminación en frío, y en el caso de la hojalata, por el peso del recubrimiento de estaño aplicado y su fusión momentánea.

Los acabados aplicados sobre el acero base, definidos en términos de rugosidad superficial, más importantes son los siguientes:

Suave: Acabado con rugosidad superficial que no supere 0.35 .

Stone (Piedra): Acabado caracterizado por una textura superficial lineal, paralela a la dirección de grano (o laminado), con rugosidad superficial de 0.35 a 0.65

Stone Fino (Piedra fino): Variación del acabado stone (piedra), con mejor resistencia a la corrosión, y rugosidad superficial de 0.25 a 0.45

Granallado: Acabado rugoso no direccional, disponible en varios grados de rugosidad superficial. Cuando la rugosidad superficial es mayor de 0.90 , el acabado se conoce como Acabado Plata.

En el cuadro siguiente se resumen los diferentes tipos de acabado final del material, con su código identificativos, el acabado del acero base, el tipo de material en el que se usa y si se emplea o no la fusión momentánea.

La fusión momentánea es un proceso en el que el recubrimiento de estaño se funde primero y luego se enfría rápidamente para producir un aspecto brillante reflejante.

 

 

 

Observaciones:

1º.- El acabado standard es el stone, es decir el más empleado.

2º.- El acabado brillante solamente suele estar disponible en una gama limitada de especificaciones de hojalata.

3º.- Para medir la rugosidad superficial, es necesario desestañar la muestra químicamente antes de su medición. El ensayo de medición se realiza transversalmente, es decir, en ángulo recto con la dirección de laminado.

 

 

Volver